112 taxi a domicilio

ambutaxi

Últimamente a determinados usuarios y parte del personal médico les cuesta mucho diferenciar entre una ambulancia y un taxi.

En el SUE de Archena contamos con dos tipos de ambulancias: una de Soporte Vital Avanzado (SVA) con personal médico, de enfermería y un conductor (amarilla) y otra Ambulancia No Asistencial (ANA) que va sólo con un conductor (blanca).

Cuando derivamos a un paciente al hospital y consideramos que no precisa ir acompañado de nuestro personal médico y de enfermería, tenemos dos opciones de traslado: los medios propios y la ambulancia no asistencial.

Usamos la Ambulancia No Asistencial en pacientes que tienen dificultad para movilizarse y precisan ir en camilla o cuando requieren oxigeno durante el traslado y de manera excepcional cuando refieren no disponer de medio alguno para acudir al hospital, ¡ojo! EXCEPCIONALMENTE.

No debemos utilizar este medio de transporte cuando:

  • Un paciente no quiere molestar a su hijo en la madrugada porque mañana trabaja: ¡pobrecito mi hijo!, son las 4.00 de la mañana y estará durmiendo (claro, el conductor seguramente estaba repasando las partes del motor porque no tenía sueño).
  • Ni cuando una gestante comienza con contracciones y quiere ir al hospital. Sorprendentemente suelen esperarnos super-mega preparadas en la puerta de su domicilio acompañadas de su cuñada y la omnipresente suegra. Mientras su marido, pareja o la contraparte responsable de la gestación de la primera parte, se encuentra reunido con Morfeo en alguna habitación de la casa u ocupado en el trabajo y “ya se pasará luego si eso”.
  • Tampoco debemos llamar al 112 cuando nos hemos tomado unas cuantas cervezas de más en el bar y queremos que nos lleven a casa, y menos aún si lo que queremos es continuar la fiesta en Murcia y nos viene bien que nos acerquen siguiendo a raja tabla el clásico ” si bebes no conduzcas”.

¡Las ambulancias no son taxis!.

Necesitamos hacer un uso responsable de los recursos y más en este momento crítico en el que se encuentra el sistema sanitario, si no como de costumbre acabarán pagando justos por pecadores.

A menudo en los domicilios los compañeros de la Ambulancia No Asistencial se encuentran con los vehículos de los familiares estacionados en la puerta, incluso tienen que pedir que los retiren para poder acceder al lugar, por cierto, algunos coches de muy alta gama.

También en el SUE Archena más de una vez nos han dejado al paciente en las instalaciones negando tener vehículo propio cuando los vemos llegar subidos en él, y sorprendentemente al iniciar el traslado pegan su vehículo imaginario detrás de la ambulancia o como arte de magia nos reciben en la puerta del hospital. A no ser que hayan puesto un sistema de teletransportación tipo Star Trek en Archena, cosa que dudo, no entiendo….. ¡cómo pueden llegar antes que nosotros!.

El usuario abusa, pero parte de esta culpa también es nuestra, tanto del profesional médico del servicio de urgencias como del centro de salud, que por diferentes motivos solicita el traslado en este tipo de ambulancias aún sabiendo que no está indicado. Quizás en el CCU (112) no están suficientemente respaldados para denegar un traslado y se ven obligados a cumplir la premisa  “el cliente siempre tiene la razón” aunque lamentablemente esto no siempre se cumpla.

Es una pena que por el abuso de unos pocos, algunas veces tenemos pacientes que precisan la Ambulancia No Asistencial para ser trasladados y sufren demoras porque estamos usando injustificadamente esta ambulancia.

Las ambulancias no son taxis, y como sigamos así terminaremos bajando la bandera en cada traslado.