Carta de un médico a los Reyes Magos

20131224-140750.jpg

Queridos Reyes Magos:

Sé que este año os han puesto más difícil la entrada a España, por lo menos si queréis continuar con la piel intacta, nuestros gobernantes (unos antes y otros ahora), decidieron decorar con cuchillas la valla fronteriza de Ceuta y Melilla, un original adorno navideño que todavía admite ridículas justificaciones sobre su perjuicio para la salud. Os recomiendo que para garantizar vuestra integridad física optéis por comprar un lujoso ático en Marbella que por el módico precio de 500,000 euros ya viene con visado incluido.

Una vez dentro, no digáis en voz alta lo de que sois Reyes, porque eso últimamente tampoco está bien visto, resultado de una explosiva mezcla de elefantes, yernos y una pasión extranjera. Y por cierto, no hagáis mucho jaleo con los camellos cerca del congreso sino terminaréis comiendo vuestro roscón en el interior de una arrugada celda.

España ha cambiado y la clase política sigue sin estar a la altura. Nuestra Justicia está enferma, libera terroristas y privatiza el aborto, y lo digo así porque las mujeres con dinero siempre tendrán esta opción asegurada en un país vecino. Esta adormecida Justicia, de vez en cuando como en un circo romano suelta a un personaje a la arena para satisfacer las ansias de hematies del pueblo, se equivocan ya no es suficiente.

Estamos cansados, en España no hay tregua ni por Navidad, un gordo de la lotería cargado de impuestos y costosos villancicos en la tele que dan más miedo que alguna película nacional de escasa taquilla hecha con ese fin.

Me permito aconsejaros Majestades de Oriente que no deis aguinaldos, los sobres con dinero a veces son castigados, y los sacos reales mejor que vayan cargados con algo más que juguetes. Seguro que en las cartas ya no predominarán los lujosos coches ni viajes a maravillosas playas, os sorprenderá que muchos solo os pidan trabajo o poder conservarlo los que ya lo tienen, otros poder afrontar los gastos y llegar sin malabarismos extremos a final de mes, algunos os solicitarán que intercedáis para recuperar las ayudas del gobierno a favor de los desprotegidos y seguro que tampoco faltan los que desearán que paren los Wertropicios en educación.

En el área de la salud también hemos sufrido. Por mi parte os informo que las burocratizadas consultas de atención primaria y urgencias rebosan pacientes con problemas sociales que merman su salud, patologías que no podemos curar con medicamentos y que repuntan como epidemias gracias a las actuaciones del gobierno. Lamentablemente los recortes en salud no tienen por objeto acortar las interminables listas de espera ni reducir las desigualdades entre comunidades, ni facilitar el acceso a los medicamentos que a la gente le cuesta cada vez más pagar.

Privatizan la sanidad trasmitiendo una sensación de incapacidad para gestionarla, entiendo que la sanidad pública tiene problemas y que se debe adaptar rápidamente al cambio y entre otras cosas comenzar por despolitizar todo cargo directivo y de gerencia pintado de personal de confianza, necesitamos que los buenos profesionales sean los que nos dirijan y los puestos no se asignen con un simple movimiento del dedo.

Para colmo, después de tanto recorte en salud el Ministerio nos sorprende disfrazado de amigo invisible y nos regala una regulación de los medicamentos homeopáticos con más intereses que razón, para endulzar el paladar de los pacientes y el bolsillo de los no-pacientes. Un placebo que creció, conoció gente, forjó amistades y se hizo mayor mal amparado por este departamento.

Estimados Reyes Magos, no os confundáis aunque su composición se acerque más a una dilución con sabor azucarado, no son caramelos y deben tener una evidencia científica que los respalde. No hay nada inocuo en esta vida ni usar omeprazol a diario ni fumar cigarrillos electrónicos con aires de inofensivos juguetes.

Ya sólo me falta ver un stand de McDonald’s en un congreso de salud, olvidar esto último porque ya me lo enseñó un compañero.

Os iba a pedir tres cosas pero este año no me he portado bien, dicen que tengo ADN de diablo, pero como hasta el carbón vale dinero y esta carta igual que mi nómina admite los recortes, sólo os pediré una cosa, traed ilusión, traed ilusión. Una persona motivada puede con todo, no admite que las circunstancias le limiten sus sueños y eso es lo que hoy necesitamos, no esperar que nos solucionen los problemas y poner todo de nuestra parte para revertir esta delicada situación.

Yo, seguiré trabajando por los pacientes, reinventándome a sus nuevas necesidades, objetando de la exclusión de los sin tarjeta e intentando no dejar atrás mi sueño, que por ahora me lo reservo.

Queridos Reyes Magos, perdonar si este año, no os dejan la tradicional leche con galletas en la entrada de las casas, porque ya hay niños por estas latitudes que las necesitan más que vosotros. Y si cuando llegáis las luces del árbol están apagadas no penséis que nos hemos olvidado, simplemente que este 2014 nos trajo otro regalito con aires de subida, veremos cuanto aguantan nuestros bolsillos y cuanto nuestro corazón.

Como cantaba el gran Miguel Ríos, Bien-ve-nidos.

JM Salas

 

 

Anuncios

17 comentarios el “Carta de un médico a los Reyes Magos

  1. Pingback: Carta de un médico a los Reyes Magos | ramonyops

      • Me parece perfecto y justo lo que expones en tu carta y llevas toda la razon,solo un pero, porque los privilegiados de toda la vida que son los señores medicos, no protestabais cuando os lo llevabais crudo, con guardias, horas, peonadas, transplantes, etc, etc todo fuera se vuestro sueldo normal , que conste que yo creo que ese sueldo es bajo, para vuestos merecimientos,y ahora que os lo han quitado las piais, poniendo como disculpa la privatizacion de la sanidad, que por otra parte os viene de perlas, para desviar pacientes de la publica a la privada y cobrarlo a precio de oro, o no es asi, no protestasteis cuando otros estamentos hospitalaros eran privatizados, con sueldos mas bajos, como limpieza, lavanderia, cocina etc, etc, ellos no son personas, como los señores doctores, esa es vuestra disculpa ahora, y una mierda, lo haceis todo por la pasta y porque no is podeis pagar ya vuestros casoplones, viajes, lujos , despilfarros y demas, pues mira hermoso la crisis es para todos asi que a jiderse y a aguantarse.
        Y me parece perfecto que sigas cuidando a tus pacientes, es tu puto deber y si no pues cambias de profesion, asi que ya sabes, es lo que nis ha tocado vivir, y no tiene nada con partidos ni leches, son todos igusl de chorizos y malos, tiene que ver con el trabajo y la solidaridad pir los demas.
        Y de paso feliz año y mas curro y menos señoritismo medico.

      • Lamento que te sientas así, tus palabras transmiten resentimiento. No sé si trabajas en la sanidad, pero si es así, debes pasarlo mal si estas cerca de médic@s.
        Carlos, no está bien generalizar, cuecen habas en todos los estamentos, señoritos y vagos lamentablemente también. Puedes criticar en este espacio y compartir tu opinión pero hay palabras que están de más, y que sólo destruyen cualquier posibilidad de diálogo.
        Hay muchos puntos que no he tocado en esta carta, y que seguro estamos de acuerdo, en algún otro post lo comentaré.
        Feliz año, más trabajo y menos señoritismo en cualquier estamento.

  2. Es muy triste leer todo esto en una carta a los Reyes Magos. Muy crítico y necesario en los tiempos que vivimos. Aun así, la carta me hace mirar al futuro con ilusión porque demuestra que hay gente a la que le preocupa todo lo que pasa…y mientras haya gente aún queda esperanza.
    Un saludo y Feliz Navidad

    Beatriz Martín – Saludario- http://saludario.wordpress.com/

  3. JM, se te ha olvidado pedir a los Reyes que cambien nuestros compañeros que desvían pacientes a sus consultas privadas, o que se van de vacaciones invitados por poderosas empresas farmacéuticas, o que cobran millonadas por guardias y derechos adquiridos. También debemos pedir por ellos, para que empecemos a cambiar cada uno de nosotros sí queremos cambiar la sociedad y a los gobernantes que, supuestamente, nos dirigen.
    Un abrazo a todos y feliz año
    Ángel Pérez

  4. Sólo soy una usuaria. Os pido a todo el personal que tiene que ver con la Sanidad Pública, que hagáis todas las trampas necesarias para atender a los que se ha decidido dejar morir, o sea, a los que no disponen de papeles para ser atendidos. Los Reyes son Magos que es más importante que ser Reyes. Esperemos que os echen una mano.

    • Por mi parte, haré todas las trampas posibles no tengas la menor duda, espero que una epidemia de objetores sanitarios se extienda por España, empezando por los compañeros de Atención Primaria en Archena y extensible a otras poblaciones y niveles asistenciales. Ya hay mucha gente implicada, gracias por tu aportación Isabel, y felices fiestas.
      Y por cierto, los usuarios o pacientes sois nuestra razón de ser, y uno de los motivos principales de este Blog.

  5. Pingback: Carta de un médico a los Reyes Magos | Lejos del tiempo

  6. Me alegro que haya personas como tu aunque hayan otras que se crean dioses por ser medicos pero yo sigo creyendo que habiendo luchadores podriamos con ellos. Soy sanitario en un centro psquiatrico y alli los recortes tambien llegan . Suerte y feliz entrada 2014.que ya nos daran en la trompa con otros recortes disfrazados de buenas intenciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s